CAT · ESP · ENG · DEU

Cerca avançada
Cerca avançada


Més paràmetres
Més paràmetres

-¿Dónde vas, Alfonso doce? ¿dónde vas, triste de ti?
-Voy en busca de Mercedes que ayer tarde no la vi.
-No la busques, caballero, no la busque spor auqí.
Merceditas ya se ha muerto; muerta está, que yo la vi.
Cuatro duques la llevaban por las calles de Madrid.
La cajita era de oro, era de oro y de marfil
y el mantón que ella llevaba era rojo carmesí.
Ya murió la Merceditas, ya murió la flor de abril.
El pañón que la cubría era de rico terciopelo;
ya murió la Merceditas, ya murió la flor de enero.
Los zapatos que ella llevaba eran de fino charol,
regalados por Alfonso, la noche que se casó.
Al subir las escaleras, una sombra negra vi;
cuanto más me retiraba, más se acercaba a mí.
-No te retires, Alfonso, no te retires, por Dios,
que soy tu querida esposa que vengo a darte el adiós.
Los brazos que te abrazaban, a la tierra se los di;
los labios que te besaban, de gusanos los cubrí.
Cásate, caballerito, cásate y no estarás sin.
La primera hija que tengas ponle el nombre como a mí,
y así, cuando la llames, te acordarás de mí.
No te asustes, caballero; no te asustes tú de mí,
que soy tu esposa querida que ayer tarde me morí.-
Los faroles de palacio ya no quieren alumbrar
porque la Reina se ha muerto y luto quieren llevar.

Cançoner Popular de Mallorca IV
Rafel Ginard
Moll. Palma, 1966-1975

TORNA A DALT